Cómo capitalizar nuevos puntos de contacto con nuestra audiencia - OMD Blog
17590
post-template-default,single,single-post,postid-17590,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

News

Cómo capitalizar nuevos puntos de contacto con nuestra audiencia

¿Qué fue del banner? ¿Recordáis aquellos tiempos en los que nuestras conversaciones giraban alrededor del banner? Comenzamos con el 468×60, en gif nada más y nada menos, y hablábamos del comienzo de la publicidad en el móvil, eso fue hace ya más de 15 años y algunos aún recuerdan aquello con nostalgia…

Pero, ¿y ahora?, ¿sobre qué giran nuestras conversaciones cuando nos sentamos con nuestros clientes? De todo menos de banners y quien siga hablando de esto está muerto.

La revolución tecnológica está aquí y ha llegado para quedarse, necesitamos reinventarnos y ayudar a las marcas a evolucionar, a ser disruptivos para poder diferenciarse de sus competidores y generar negocio.

Nos dirigimos a un consumidor cada vez más exigente y debemos adaptar nuestra forma de comunicarnos y de llegar a ellos para que nuestra marca sea más relevante.

Nuestro mantra principal debe ser la personalización y la innovación.

La personalización llega de la mano de la tecnología y de los datos y de cómo unimos ambos conceptos para generar una comunicación personalizada acorde a los intereses de los consumidores. Nos apoyamos en la tecnología para conseguirlo, en herramientas que nos ayudan a automatizar esta difícil labor: DMP´s, DSP´s, creatividades dinámicas… Todo esto nos permitirá ser más eficientes en nuestra forma de conectar con el consumidor y trabajar un marketing de precisión, pasando de una comunicación masiva a una comunicación personalizada que maximice el impacto en los resultados de negocio de las marcas.

No debemos olvidarnos de la innovación, tenemos que salir de nuestra zona de confort, tenemos que diferenciarnos, ser pioneros, disruptivos. Una de las vías para conseguirlo es integrando nuestra marca en los contenidos que consume nuestra audiencia de manera que nos asocie de forma natural a un territorio o servicio, el contenido es la piedra angular: no es posible hacer marketing sin contenido.

A través de la tecnología podemos capitalizar nuevos puntos de contacto: chatbots, asistentes de voz como Google Home o Alexa, realidad aumentada, el Internet de las cosas… Tenemos que encontrar la manera de que nuestra marca sea útil para el usuario buscando nuevas oportunidades de negocio y generando demanda.

Se abre ante nosotros un amplio abanico a explorar para conseguir que nuestra marca sea relevante. Volvemos al inicio, amigo, el banner ha muerto, se abre ante nosotros la nueva era tecnológica, ¡aprovechemos el momento!