Cómo evitar que tu marca se pierda en el mundo de la compra programática - OMD Blog
17879
post-template-default,single,single-post,postid-17879,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

News

Cómo evitar que tu marca se pierda en el mundo de la compra programática

La programática va ganando cada vez más terreno y ha sabido adaptarse a los nuevos cambios, a las nuevas tecnologías y lo que es más importante, a los nuevos consumidores.

Hay que recordar que, en su forma más simple, la programática es un método de comprar y vender espacios publicitarios digitales con la ayuda de softwares y plataformas comerciales.

Año tras año la inversión en programática evoluciona exponencialmente y la tendencia es seguir en esta misma línea. Varios estudios, entre ellos el de eMarketer, predicen que en 2020 más del 68% de los presupuestos destinados a la inversión en medios irán a través de la compra programática.

Esto hace que surja un mundo de oportunidades para los anunciantes puesto que saldrán a la luz nuevos métodos y posibilidades a la hora de mostrar anuncios relevantes para el usuario en el momento y el lugar adecuado.

Si queremos que este canal funcione y consigamos resultados óptimos, los anunciantes deben contar con la programática desde el momento en el que inician la planificación estratégica de la campaña. Lamentablemente, en muchas ocasiones podemos ver que esto no es así. Las marcas tienen que empezar a tener en cuenta que es un canal que aporta valor más allá de un modelo de atribución “last click”.

Si tu marca todavía no se ha adentrado en el mundo programático, mi recomendación es activar un “Brand Lift Study” y así evaluar el impacto de tus campañas.

Cada día somos expuestos a más de 2.000 anuncios. Debido a la saturación que vemos en nuestras pantallas, “ad clutter”, junto con el fenómeno “banner blindness” (cuando el usuario solo muestra atención a la información relevante del site y obvia los mensajes publicitarios), una activación estándar en programática no tendría el impacto deseado.

Para asegurar que una campaña tenga éxito, existen soluciones para medir la calidad del posicionamiento de los anuncios en un site como IAS (Integral Ad Science) o MOAT. Mas allá del Brand Safety y Viewability, verificadores de terceros que nos permiten comprobar cuál es el mejor inventario para que tu marca tenga el mayor impacto.

Debemos aprender a priorizar calidad versus cantidad.

No podemos obviar que la programática es un canal que está en constante crecimiento y ofrece un mundo lleno de grandes y nuevas posibilidades. De hecho, vemos como empiezan a existir métodos innovadores para poder actuar sobre las audiencias:

  • Programmatic TV:sabíamos que llegaría en el futuro y ahora ya está aquí. La forma tradicional de comprar publicidad televisiva está siendo desafiada por el enfoque programático.
  • DOOH (Digital Out Of Home):compra programada en publicidad exterior digital.
  • Dynamic Audio: posibilidad de comprar publicidad personalizada de audio digital en radios online, sitios de streaming de música y podcasts.

Para potenciar estas nuevas tecnologías, es esencial tener la ventaja de haber testeado y encontrado cuáles son las soluciones que ofrece la programática para tu marca. De una simple campaña de always-on podemos extraer learnings esenciales que se usarán en el futuro.

Aquellos anunciantes que todavía no ven el potencial de estos nuevos canales se arriesgan a que su marca se quede atrás frente a la competencia en los próximos años. Es por ello por lo que desde OMD os animamos a estar al día en las últimas tendencias del mercado y poder aprovechar todos los beneficios que la programática puede aportar a tu marca.

¡No te quedes atrás!