No me chilles que no te veo - OMD Blog
17510
post-template-default,single,single-post,postid-17510,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Ideas

No me chilles que no te veo

Quiero empezar con una reflexión.

Si a todos nos gusta que nos escuchen, ¿por qué a veces no lo hacemos desde las marcas, las agencias y los medios?

Hay una frase que me encanta que explica muy bien esto: “Una persona aburrida es la que habla cuando lo que deseas es que te escuche”.

¿Queremos ser realmente la persona aburrida que sólo habla de sí mismo?

Creo que es un punto de partida interesante para todos los que, de alguna u otra forma, nos dedicamos a comunicar y, sobre todo, a la hora de trabajar estrategias de marca.

Aunque vivamos en el “lo necesito para ayer” y los timings ajustados sean nuestro Credo, debemos pararnos a ESCUCHAR antes de actuar.

Porque la película ahora ha cambiado y cada vez es mayor el poder de la gente sobre las marcas.

“Actualmente, a la mayoría de las personas no le importaría nada que desaparecieran el 74% de las marcas y, en España, hasta el 92%”. [Marketing Directo]

Creo que es responsabilidad nuestra recordar siempre esta frase y este dato para plantearnos qué podemos hacer por toda esa gente antes de lanzarnos a ejecutar planes sin sentido.

Porque los mensajes han muerto para dar paso a las ACCIONES.

Así que, tú, marca, no grites a los cuatro vientos lo bueno que eres, HAZ COSAS que lo demuestren, virando del storytelling al storydoing.

Y es que cada vez es más importante el compromiso de las marcas con la sociedad y en este nuevo escenario, ganan aquellas que tienen un propósito, que se alejan de los mensajes planos y que se acercan a escuchar al activo más grande que tienen, sus consumidores.

¿Qué puedo hacer yo por ti? Es la pregunta más estratégica que podemos hacernos.

¿Por qué no aparco mis intereses y trabajo sobre lo que le interesa a la sociedad?

Este año, hemos observado que muchas de las campañas premiadas en diferentes festivales tenían un componente social. Y me atrevo a decir que atendían al siguiente esquema:

  • Escucha (lo que necesita la gente)
  • Identifica (oportunidades en las que, como marca, puedes dar respuesta)
  • Crea (ideas)
  • Ejecuta (hazlas realidad de la forma más creativa posible)

A la hora de abordar una estrategia, no podemos permanecer ajenos a lo que está sucediendo. Debemos estar atentos a las tendencias, conocer la conversación, saber qué temas le interesan a la gente y a partir de ahí, trabajar conectando puntos que, al final, es de lo que se trata esto.

De saber conectar diferentes puntos para provocar una reacción (positiva) en la gente y crear una relación a largo plazo no sólo con tu core target sino con la sociedad en su conjunto.

Construir relaciones a través de las experiencias para convertirnos en memorables (esta frase nos encanta en OMD).

Además, hay que tener en cuenta que estamos asistiendo al festival de los nuevos formatos y las tecnologías y aunque no sea una tarea fácil, debemos ser capaces de conectar las IDEAS con todos ellos, identificando nuevas vías de comunicación y experiencias de compra.

¿Quién dice que un muppie no puede usar la data para convertirse en un asesor personal en tiempo real? 

¿Quién dice que todos clicamos el skip ad para no tragarsnos la publi?

Y, sobre todo, ¿quién sigue pensando que los medios tradicionales están muertos?

Aquí está nuestro reto, en ser capaces de detectar oportunidades y crear nuevos modelos de comunicación a partir de los nuevos players y/o reinventando los tradicionales.

Siempre, a través de la creatividad y ofreciendo cada vez más, un servicio más humano que construya una relación de confianza entre las marcas y la sociedad.